Los empaques para arroz (laminas) o  bolsas para arroz son manufacturadas en materiales tales como PELD o BOPP mate, una vez dicho material ha sido impreso  debe ser barnizado sobre impresión o laminado con una capa de PE que permitirá el fácil sellado de la bolsa evitando que su producto adquiera olor a adhesivo o incluso al plástico de la bolsa. Contamos con más de 10 años de experiencia en la manufactura de empaques flexibles, con un equipo altamente capacitado ofrecemos asesorías cuando de combinación de materiales se trata dependiendo de sus requerimientos.
Ofrecemos la posibilidad de que usted adquiera las bolsas para arroz en forma bolsa a bolsa o en forma de bobinas entre 14 y 25 kilos para ser utilIzadas en su máquina de empacado automática,
este empaque para arroz es coextruido y cuentan con una alta barrera protectora además de muy buenas propiedades de sellado en máquinas automáticas de alta velocidad.

1. Empaques Flexibles:

La primera aplicación de un material flexible, en la industria del empaque nace con la invención del papel, aplicándose a la envoltura de diversos productos. El primer avance tecnológico lo dá Alemania con la invención de la imprenta tipográfica y las primeras aplicaciones al campo de las primeras etiquetas y rótulos de envases y paquetes.
A comienzos de siglo XX gran avance se logra con el desarrollo de las películas de celofán, el cual se utilizó a gran escala para el empaque de todo tipo de productos, incluyendo los alimenticios como pastas, dulces, etc.

Este material se usó solo por varios años hasta cuando nacieron empresas convertidoras que a partir de otras películas a granel en bobinas, comenzaron a aplicarlo sobre otros sustratos para combinar las diferentes aplicaciones y propiedades de dos o mas materiales en uno solo (laminación). Nació entonces una creciente industria con una tecnología también en desarrollo permanente.

«Un empaque flexible es un material que por su naturaleza se puede manejar en máquinas de envolturas o de formado, llenado y sellado, y que está constituido por uno o más de los siguientes materiales básicos: papel, celofán, aluminio o plástico. Puede presentarse para el usuario en rollos, bolsas, hojas o etiquetas, ya sea en forma impresa o sin impresión.

La industria petroquímica en a nivel mundial, ofrece toda una amplia gama de materias primas para la fabricación de empaques flexibles.

Los polímeros más importantes utilizados para fabricar laminados flexibles se procesan por el sistema de extrusión (o coextrusión) directa, ya sea para recubrimientos o para laminación. Son los siguientes:

2.Polietileno de Baja Densidad

El más utilizado para fabricar laminados flexibles por extrusión (recubrimientos y laminaciones) es el polietileno de baja densidad. Dentro de esta categoría hay varias clases, dependiendo del grado de fluidez (Melt-index ó índice de fusión), de los aditivos, etc. Los diferentes polietilenos de baja densidad son fabricados a partir de la polimerización a altas presiones del gas etileno (50.000 PSI y 300°C).
Las propiedades del polietileno de baja densidad como materia prima básica para la fabricación de laminados flexibles, son: buena sellabilidad al calor, buena barrera a la humedad, y buena adherencia, en especial a papeles.

3. Polietileno de media y alta densidad

Se utilizan para extrusión directa sobre papeles o películas como celofán, poliéster, etc… para mejorar características de resistencia a la abrasión e impermeabilidad al vapor de agua. En el caso del polietileno de alta densidad, se aumenta considerablemente la impermeabilidad al oxígeno y a grasas y aceites con respecto a la ofrecida por el polietileno de baja densidad, la cual es muy baja.

4. Polietileno lineal.

Este es un tipo relativamente nuevo de polietileno de baja densidad, el cual se produce por sistema de polimerización catalítica a baja presión (100 a 300PSI y 100°C) utilizando etileno, alfaolefinas y catalizadores organometálicos. Los costos de su producción (al no tener altas presiones) son considerablemente menores que los del polietileno tradicional de baja densidad, y así se está imponiendo en el mercado mundial, dadas sus excelentes propiedades mecánicas y de alta sellabilidad a un amplio rango de temperatura mayor que el polietileno de baja densidad.

5. Ionómeros

Son copolímeros generalmente de etileno y radicales de Zinc, Sodio, etc. De ahí su carácter iónico. Sus propiedades precisamente radican en el hecho de ser iónicos y principalmente en presentar una gran afinidad por los metales, una gran resistencia química y física y una excelente sellabilidad o sea, un amplio rango de temperatura y rápida respuesta al selle al calor. El más común de estos iónomeros es el Surlyn, de la compañía E.I. Dupont De Nemours, el cual se fabrica en dos versiones básicas: para recubrimientos y laminados por extrusión y para película
Con la llegada del Surlyn, las máquinas empacadoras de laminados flexibles, rápidas o con presencia de contaminantes en el área del selle. se han visto tremendamente favorecidas en cuanto a mayor productividad o rendimiento.

Son copolímeros generalmente de etileno y radicales de Zinc, Sodio, etc. De ahí su carácter iónico. Sus propiedades precisamente radican en el hecho de ser iónicos y principalmente en presentar una gran afinidad por los metales, una gran resistencia química y física y una excelente sellabilidad o sea, un amplio rango de temperatura y rápida respuesta al selle al calor. El más común de estos iónomeros es el Surlyn, de la compañía E.I. Dupont De Nemours, el cual se fabrica en dos versiones básicas: para recubrimientos y laminados por extrusión y para película
Con la llegada del Surlyn, las máquinas empacadoras de laminados flexibles, rápidas o con presencia de contaminantes en el área del selle. se han visto tremendamente favorecidas en cuanto a mayor productividad o rendimiento.PRODUCCION DE PELICULAS.

6. Polipropileno.

Este polímero proviene del petróleo o del gas natural, de los cuales se puede obtener por cracking y refinación del propileno y polimerización catalítica. El mayor uso del polipropileno es para la fabricación de diversas películas, el uso para recubrimientos se ha extendido

EXTRUSIÓN:

La extrusión es el sistema más utilizado para producir películas plásticas, que cubre a su vez el sistema por soplado el cual utiliza una boquilla o molde circular y el sistema llamado «cast» el cual utiliza una boquilla o labio plano. En el primer sistema se produce un tubo de diferentes diámetros, se ofrecer al usuario o al transformador en forma de rollos ya sea tubulares, semitubulares o simplemente en lámina u hoja enrollada. En cambio, en el sistema «cast» al salir la película a través de un labio plano, no sale en forma tubular sino de lámina continua que luego de enfriada se enrolla.

 

COEXTRUSIÓN:

 

El sistema de coextrusión consiste esencialmente en dos o más extrusoras que alimentan un mismo molde especial donde se reúnen íntimamente las diferentes capas de polímeros, el cual puede ser circular o plano como lo descrito antes para la extrusión simple. Así pues, la película resultante de la coextrusión puede ser tubular o en hoja pero de varias capas de polímeros. Por ejemplo: una coextrusión de dos extruders con resinas A y B puede producir una película de dos capas A-B o de tres capas A-B-A, según el diseño del molde.

Generalmente, es posible unir dos termoplásticos muy disímiles como una poliamida y una poliolefina, por medio de la adición de un tercer extruder que alimenta un polímero que une los dos polímeros incompatibles. El sistema de coextrusión, por lo tanto, ha sido un éxito en los últimos años en que se han desarrollado polímeros de una increíble barrera a gases (como el EVOH) pero que por sí solos tienen problemas de extrusión simple por su higroscopicidad inherente

 

CLASES DE PELÍCULAS

1. No Orientadas:

En los sistemas de extrusión y coextrusión citados antes sin más detalles, se producen películas no orientadas. Esto significa que la película una vez conformada no sufre ninguna clase de tratamiento térmico, o mecánico u otro que altere el orden molecular conque salió la película del respectivo molde. Así pues, las películas no orientadas son en general menos resistentes mecánicamente y de baja barrera, etc. Sin embargo, representan quizás el volumen más grande de las películas plásticas pues su elaboración es la más económica en términos generales.

2. Biorientadas:

Las películas biorientadas cuyo ordenamiento molecular es en la mayoría de los casos perfectos pues las moléculas quedan ordenadas biaxialmente como también se le denomina. Las siglas en ingles BOPP por ejemplo, significan Polipropileno Biaxialmente Orientado. O sea que en su biorientación, las moléculas fueron mecánicamente inducidas a seguir líneas de fuerza iguales tanto en sentido longitudinal como en sentido transversal. El resultado es como una especie de tramado molecular lo cual nos da una idea de gran resistencia mecánica e impermeabilidad al comparar esta película así formada con la no orientada sin ninguna trama ni forma organizada de sus moléculas. La película biorentada entonces, deja de ser termoplástica precisamente por esa alta tenacidad que adquieren sus moléculas.

Películas irradiadas. La irradiación con rayos causa también una ordenación molecular en las películas, dándoles la característica de biorientación cuyas propiedades fueron descritas arriba.

5. Mono-orientadas.

Como su nombre lo indica, la orientación de estas películas es sólo en una dirección, la longitudinal con lo cual se logra una organización de las moléculas en ese sentido. La película queda con una gran tenacidad y resistencia a romperse en sentido transversal. El principal uso de las películas mono-orientadas es para la fabricación de cintas auto-adhesivas.

SUBCLASES DE PELÍCULAS

Todas las clases de películas descritas arriba podemos subdividirlas según el proceso que se les aplique, en:

1. Laminas Transparentes:

Pueden ser o no ser lacadas La mayoría de estas películas se producen en forma transparente, aunque en algunas, en especial el polietileno de baja densidad y del poliestireno, se venden grandes cantidades pigmentadas de blanco. En cuanto al polietileno de baja densidad, fabricado por el sistema de extrusión, por soplado, éste sale lechoso por sí mismo, es decir sin pigmento blanco alguno. En cambio la película de polietileno de alta densidad fabricada por el sistema «cast» sale transparente y si este sistema tiene baño de agua fría en lugar de rodillos fríos, la película sale absolutamente cristalina.

2. Láminas Perladas:

Esta clase de películas de aparición relativamente reciente, en especial para polipropileno biorientado, consiste en mezclar pequeñas partículas de diferente consistencia con la resina, las cuales al hacer la extrusión (y la biorientación) crean microporos en la película, los cuales hacen que la luz se difunda y se refleje creando el efecto de opacidad. Este sistema aparte de dar un aspecto perlado a la película de gran atractivo para la venta del producto, hace que la película sea menos densa o sea más económica, pues da más rendimiento de metros cuadrados por kilogramo de película

3. Láminas Metalizadas:

Las películas metalizadas (en especial el poliéster biorientado) en años anteriores se utilizaban para efectos decorativos, pues su apariencia metálica pero plástica es de gran impacto en las ventas. Sin embargo, últimamente ha habido, un gran desarrollo en las máquinas metalizadoras y también en las películas base, para dar un producto de alta barrera y alta adherencia del metalizado a la película. Con ello se han abierto aún mayores posibilidades a los empaques flexibles. El sistema de metalizado de películas, consiste en una máquina en donde se hace un alto vacío, el cual permite que se sublime aluminio (u otro metal) al calentarse hasta 1250ºC. Al pasar directamente al estado de vapor, el aluminio se condensa luego sobre la película, quedando así metalizada. La deposición del metal es uniforme y tiene un espesor de una millonésima de pulgada o aproximadamente 0.20 gr/m2 de peso.
El más reciente sistema de metalización es el llamado «Sputtering» o bombardeo de iones desde la superficie del metal, usando altos voltajes. Los iones así producidos se depositan sobre la superficie de la película plástica. Las ventajas de este sistema sobre el tradicional descrito antes son:
– Mayor uniformidad de la metalización.
– Menor efecto reflexivo.
– Posibilidad de usar metales con mayores puntos de vaporización que el aluminio como acero inoxidable y titanio.
Las desventajas por el momento son que este proceso es más lento y más costoso que en el equipo convencional.

Otra nueva tecnología en la metalización, consiste en la «capa supermetalizada», la cual, aparte de tener un mayor espesor de metal como su nombre lo indica, ha resuelto el problema de sensibilidad al calor de las películas plásticas que se van a metalizar, así como también los problemas de cohesión del aluminio metalizado y los costos de producción. Con este nuevo proceso se obtienen películas con una mayor consistencia en la deposición, mejor brillo y estética. Pero lo más importante son las mejores propiedades de barrera obtenidas. Por ejemplo, el poliéster así metalizado presenta una barrera al vapor de agua de 0.003 gr/100 pulg2 x 24 horas, o sea 10 veces mayor que el poliéster metalizado convencional. Lo mismo sucede con la barrera al oxígeno, la cual es de 0.01 cm3/100 pulg2 x 24 horas o sea un incremento de 8 a 10 veces la barrera del poliéster metalizado convencional. Además la barrera a la luz ultravioleta también se ha aumentado con este nuevo proceso (con una transmisión de luz de apenas el 0.28), con lo cual se elimina posibilidad de rancidez de los aceites.
En U.S.A. y Europa, el principal mercado para películas metalizadas es en el empaque de Snacks y café, además se utiliza también para etiquetas y aislamiento térmico de edificios, para lo cual ha tenido gran auge en los últimos años.